De manera inesperada, el sello de música electrónica más grande, Spinnin’ Records ha sido adquirido por Warner, de acuerdo a Music Business Worldwide.

La misma publicación había compartido desde hace unos meses, que diversas casa discográficas habían estado en negociaciones por Spinnin’, pero sólo Warner Music Group logró llegar a un acuerdo por la exhorbitante suma de 100 millones de dólares.

La compra se sitúa como una de las más importantes por parte de Warner, después de adquirir Parlophone por 765 millones en 2013, lo que puede explicar por qué fue quien ganó la competencia en la que Sony Music Entertainment y Believe Digital también habrían participado.

Spinnin’ está por cumplir 20 años dentro de un par más, así que podemos esperar una gran celebración tras cambiar de dueño.