Foto cortesía de The Guardian

Tras los ataques terroristas suscitados en Europa durante los últimos seis meses, el ambiente continúa un poco tenso y debido a que la temporada de festivales ya comenzó, las medidas para brindar mayor la seguridad a los asistentes se ha incrementado.

Glastonbury se llevará a cabo en Reino Unido del 22 a 26 de junio, es por ello que, Neil Basu, encargado de la seguridad del país realizará una reunión con diversos directores musicales, así como de la Premier League para conversar sobre los procedimientos que seguirán para salvaguardar a todas las personas que asistan a los eventos multitudinarios, especialmente por la gran cantidad de gente que será parte de ellos. Algunos estadios ya tomaron algunas medidas preventivas y en el ámbito de la música, Tomorrowland tendrá detectores de metal en la entrada.

Basu considera que los festivales serían blancos fáciles para los terroristas, pues “Esas personas están felices de usar civiles como blancos del impactante terror” y “Los lugares llenos de gente son una gran preocupación para ellos, por lo que están en la cima de sus prioridades”

Vía The Guardian