Imagen vía stoneyroads.com

Ser uno de los más grandes productores en el mundo evidentemente viene con muchas recompensas. Reconocimiento mundial, viajar por el mundo, fans locos por saber más de ti, festivales y shows a reventar, regalos y artwork de tus fans, en fin, muchas ventajas.

Otra ventaja que viene de poder estar arriba de un escenario es que los fans te pueden lanzar uno que otro regalito. Un brassiere, calzones, cartas de amor o una estatua de una suricata. Si, leíste bien, UNA ESTATUA DE UNA SURICATA.

Este fue un regalo especial que fue lanzado al escenario mientras Flume se encontraba dando un show en Australia. El productor contó esta singular experiencia durante una reciente entrevista con Smallzy, quien le preguntó acerca de la leyenda urbana y Flume respondió:

Me han lanzado muchas cosas, es lo mejor. Nunca nada me ha pegado, muy fuerte hasta ahora, normalmente sólo pasan [las cosas] al lado. Probablemente lo más extraño que me han lanzado ha sido en un festival en Australia.

Alguien me lanzó una estatua de una suricata pero no me pegó.

Smallzy después empezó a profundizar sobre el asunto y se preguntó “A) ¿Como la metieron?, B) ¿La mantuvieron consigo hasta tu set?, C) ¿Se acercaron lo suficiente para poder lanzártela?, D) En qué momento la conversación con tus amigos llega a un punto en el que dicen ‘Debemos de lanzar una suricata a Flume”.

Flume sólo rió con el comentario del entrevistador y afirmó “What a dick move!”

Vía Nova