Foto por Oh Dag Yo.

La llegada del dubstep a las grandes ligas de la escena abrió cientos de puertas nunca antes imaginadas para los productores, junto con el “boom” de este género llegó también una lista bastante amplia de productores que destacaron por su capacidad para sacar lo mejor de este innovador estilo y entre esos nombres estaba el del productor de origen inglés Zomboy.

Tras el auge que este género tuvo hace algunos años hoy en día ya no se encuentra entre los más cotizados de la escena y es por eso que los productores se han dado a la tarea de buscar nuevas alternativas que mantengan la esencia principal que dió sustento al, tan aclamado, dubstep: la agresividad, es por eso que se han mezclado con géneros como el future house, trap, moombahton, twerk y otros para mantener vivo el espíritu que dio vida a una de las más grandes revoluciones musicales de todos los tiempos.

Esto es lo que Zomboy plantea dentro de su nuevo EP Neon Grave ya que, en él, combina diversos estilos que resultaron en cinco increíbles tracks con los que demuestra que el dubstep no ha muerto, evolucionó y su fusión con otros g´neros de la dado una nueva perspectiva.