Mucho se ha hablado de TomorrowWorld desde las primeras horas del jueves 24 de septiembre. Las expectativas por la tercera edición del festival en Chattahoochee Hills eran elevadas como se suponía debía transcurrir el festival por completo con la llegada de The Key to the Happiness al escenario principal en Atlanta, Georgia.

Fue un fin de semana lleno de contrastes que fueron desde lo fantástico hasta lo sublime en un corto periodo de tiempo. Sin embargo, yo no describiría como mala mi experiencia; al inicio me sentía triste pero finalmente entendí el por que de todo y aplaudo la valentía del festival en la toma de decisiones priorizando siempre al asistente. Es por eso que en TomorrowWorld yo sentí más felicidad que enojo y desencanto.

IMG_2041

Una ligera llovizna se mantuvo constante por más de 96 horas que duró el festival (contando Dreamville) y la música nunca paró. Los más de 250 artistas que musicalizaron el mundo fantástico en compañía de la gran e inigualable producción hicieron del festival algo fuera de serie. La vibra de cada escenario fue única y la gente nunca paró de bailar, de compartir emociones y sentimientos así como experiencias; en verdad fue algo mágico.

La diversidad musical se llevó los aplausos, ya que mostró un gran número de temáticas y géneros dentro de un mismo recinto. Cada quien tenía su lugar, podía bailar al ritmo que prefiriera y gozar la magia de los beats en compañía de sus favoritos. Hay una larga lista de artistas que se arriesgaron y mostraron temas nuevos, una retumbante fusión de sonidos y experimentaron con el público, simplemente digno de los aplausos.

IMG_2240

Si bien el mundo del mañana es más pequeño que su casa matriz en Boom, Bélgica la globalidad de los asistentes es aún mayor y se refleja cada momento. Jamás había visto tantas banderas izando en lo más alto provenientes de una gran cantidad de países y estados, fue algo bastante impresionante. Todo en TomorrowWorld es armonía, felicidad y energía.

Desde el hardstyle curado por Defqon hasta el drum n’ bass de Bassnectar son hitos culturales para apreciar. Así como el techno de Get Real, el trance de Andrew Rayel y Cosmic Gate, el trap de DJ Diesel, ETC! ETC! y Ookay tienen su lugar bien reservado en uno de los mejores festivales de América. Por supuesto que puede compararse con la gran experiencia que ofreció el escenario principal los tres días y los live sets de Porter Robinson y Big Gigantic o Rudimental.

IMG_2130

Es bastante completo elegir a los mejores con un catálogo de artistas tan amplio, aunque debo destacar a Kaskade que llevó su nuevo álbum al límite, Steve Angello que por primera vez me convenció por completo, Martin Garrix y su energía, Hardwell y su versatilidad, Dimitri Vegas and Like haciendo valer su residencia en TomorrowWorld, Seven Lions y su amplia gama de sonidos, Aly & Fila y su valentía en el escenario, Pete Tong y su amplia trayectoria, Tom Staar y Kryder con ese frenético lento violento, Watermät y su tranquilo pero convincente atmósfera, en fin hubo un poco de todo.

También se destacó el talento proveniente de Bélgica y la oportunidad para una decena de locales de mostrarse en una gran vitrina. Más que el mal sabor de boca que tuve al caminar 16 kilómetros en medio de la nada al finalizar el concierto, me quedó con la buena música, la gran producción y la impresionante pirotecnia de TomorrowWorld. Ante las adversidades, el festival de SFX y ID&T buscó siempre una manera de solucionarlo… Es decir, ¿En qué otro festival descargan toneladas de heno para combatir el lodo y dejar una superficie transitable? ¿Quién decide regresar el costo proporcional de la entrada con todo y cargos por servicio y envío? ¿Quién reembolsa el dinero gastado en Uber hacia el centro de Atlanta?

IMG_2191

Podemos ser fatalistas y encontrar mil y un defectos del festival pero tampoco podemos culpar en su totalidad y/o mayoría de las adversidades climáticas que se derivaron durante la realización. ¿O preferían una cancelación completa? La verdad que yo no y estoy seguro que el público tampoco. Sí, TomorrowWorld debe trabajar y mejorar en ciertos aspectos pero así como Electric Zoo revivió de sus cenizas, Chattahoochee Hills tiene festival para un buen rato.

IMG_2814