Foto cortesía de Graham John Bell para Insomniac Events

Con una cifra récord de 465,000 asistentes provenientes de más de 100 países, el carnaval eléctrico más grande del mundo celebró su edición 23 y a pesar de los contratiempos ambientales, tuvo tres exitosos días en Las Vegas Motor Speedway de la ciudad del pecado.

Renovando por completo la experiencia de Electric Daisy Carnival (EDC), el festival tiró la casa por la ventana con nuevos escenarios, nuevas instalaciones de artes, nuevos art cars, más performers y un sinfín de sorpresas que a lo largo del fin de semana fueron disfrutadas al máximo. Por supuesto, Camp EDC también renovó en su totalidad la experiencia y ofreció su mejor versión hasta el momento.

Siendo poco más de 240 artistas en el festival, EDC Las Vegas no se guardó nada y trajo de vuelta a Skrillex como invitado especial en la segunda noche así como 10 presentaciones íntimas en los diferentes art cars que sorprendieron al público. Sin duda, Las Vegas le sienta bien al carnaval eléctrico y la energía del público lo demuestra.

View this post on Instagram

Surprise! 🔥 @skrillex #EDCLV2019

A post shared by Electric Daisy Carnival (@edc_lasvegas) on

A pesar de que las condiciones climatológicas condicionaron la experiencia la segunda noche, EDC Las Vegas priorizó la seguridad de los asistentes y ofreció la mejor experiencia posible aún con las fuertes corrientes de viento que experimentó la ciudad. Dicho esto, la edición 23 de EDC fue la más fría hasta el momento pero eso no fue impedimento para bailar, cantar, disfrutar y reír a lo largo del festival.

El próximo año, Electric Daisy Carnival (EDC) cumple su primer década en Las Vegas, Nevada después de haberse mudado de Los Ángeles, California y las sorpresas bajo el cielo eléctrico prometen ser aún más increíbles.

Próxima parada: EDC Orlando – 8, 9 y 10 de noviembre en el Tinker Field.