Foto cortesía del artista

A punto de cumplir 25 años, Felix Jaehn puede decir que ha recorrido al mundo gracias a su música. Con un talento nato, el DJ y productor germano se posicionó a sus 21 años gracias a un par de éxitos que en un abrir y cerrar de ojos lo llevaron a conquistar la industria musical. Convertido en un icono en su país, nos sentamos a platicar con Felix hace unas semanas.

The Electro Side: Spinnin’ Sessions es una de las pool parties más increíbles durante Miami Music Week, ¿Cómo la estás pasando y qué tal va tu semana en Miami?

Felix Jaehn: Ha sido increíble y amo la Miami Music Week porque es el lugar donde toda la industria se reúne. Puedes convivir y conocer DJs, pasar un buen tiempo, intercambiar ideas con colegas y creo que para mí es la ocasión de planear colaboraciones a futuro. Estoy feliz de también hacer promoción con Alok y disfrutar al máximo una semana tan especial.

¿Qué tal va el 2019 y cuáles son tus planes y/o objetivos para el resto del año?

Increíble. Apenas voy empezando nuevamente porque durante el invierno no trabajé mucho así que estoy retomando el ritmo entre América, Europa y un poco de Asia, de hecho me gustaría regresar a México pronto porque es uno de mis lugares favoritos. 

Por el momento estoy completamente enfocado en componer canciones y escribir las letras de las mismas para mis próximos lanzamientos y que a su vez sean más personales para poder hablar del amor propio y temas similares. Espero poder inspirar a la mayor cantidad de personas posibles con mi música y compartirles lo que fielmente creo.

Con una agenda tan apretada entre tantos shows alrededor del mundo, ¿Cómo logras balancear tu vida privada con tu vida artística?

Pude convertir una pasión, un pasatiempo en una forma de vida así que la mayoría del tiempo no se siente como un trabajo. Normalmente las personas piensan en el retiro como una forma de vida más relajada, una meta pero para mí no es así porque yo quiero hacer esto que amo por el mayor tiempo posible y lo que hago es un contraste con mi vida diaria.

Vivo en un poblado con 80 habitantes en Alemania y mi mamá es mi vecina, construí mi casa a un costado de la de ella. Ahora en mi casa tengo mi propio estudio y me gusta pasar el mayor tiempo posible ahí porque de verdad disfruto la tranquilidad y el silencio que me produce estar en un lugar así de tranquilo. A veces escuchar a las aves o ir a la playa me ayuda a relajarme y meditar para así tener el balance entre una vida tan agitada como DJ y la tranquilidad que me produce la relajación en mi casa.

A través de sus visitas a México han podido explorar la cultura mexicana, ¿Cuáles son sus impresiones del país y del público en general?

Comparto el mismo amor por México. Es uno de mis lugares favoritos y como te comentaba al inicio, te conocí en Monterrey cuando toqué en Pa’l Norte hace dos o tres años. El festival fue una completa locura y el público siempre se mantuvo enérgico, a pesar de que yo tocaba en la tarde y J Balvin y 50 Cent eran los headliners de la noche. A pesar de todo, creí que quizá nadie me conocería por ser mi primera vez en Monterrey pero al pisar el escenario había 60,000 personas gritando y bailando, fue muy bonito.

Gracias México! ❤️

Posted by Felix Jaehn on Sunday, April 17, 2016

La última vez que estuve en la Ciudad de México una de mis más grandes fans, Larissa, me recibió en el aeropuerto y fue muy afectuosa conmigo. México en general es un país muy amable y simpático. 

En diciembre del año pasado estuve en un concierto de Alondra de la Parra, también mexicana, porque ambos somos embajadores de Mercedes Benz y estuvimos platicando de quizá hacer algo juntos en algún momento porque sería increíble mezclar música clásica y electrónica. Sé que ella es una de las personas más importantes en la música mexicana.

En tu opinión, ¿Qué tan diferente es la industria musical alemana en comparación con los mercados americanos y/o asiáticos?

Considero que la música alemana está influenciada internacionalmente y también música de todo el mundo tiene acceso a Alemania. Pero también creo que hay un gran mercado específicamente para la música de habla alemana y el público lo disfruta bastante porque es tu lengua materna, el idioma que tus papás te inculcaron así que es más natural conectar con esta música.

Hay un músico que tiene más de 60 años, Herbert Grönemeyer, y desde hace más de tres décadas ha vendido y agotado conciertos en estadios para miles de personas. De hecho juntos hicimos una canción para la Selección de Alemania en la EURO 2016 y jugadores como Manuel Neur o Sami Khedira vinieron al estudio. 

Yo también he experimentado con música alemana porque creo que es importante dado que es mi hogar, mi lenguaje.