Guiada por una enorme pasión y amor por la música house y techno, las raíces musicales de Blanka se hacen más fuertes. Considerada como una de las curadoras de música electrónica de mayor trayectoria en México, Blanka ha sido crucial en el descubrimiento de nuevos talentos, mostrando su apoyo a actos emergentes nacionales e internacionales.

 

Eres ampliamente reconocida por ser una de las voces de la música electrónica en México gracias a tu larga trayectoria, ¿cómo empezó todo para ti? ¿cuál fue tu meta al adentrarte en la industria electrónica?

Blanka Ávila: Siempre me ha gustado la música electrónica, tengo un hermano mayor y mi mejor amigo me fueron empapando y me llevaban a fiestas y raves, aunque en ese entonces no pensé que iba a dedicarme a ella.  

¿De quién fue la idea de colaborar en “Mantis”? ¿Cuál es la idea central/principal y/o objetivo detrás de la canción?

Los tracks que he hecho son porque tengo algo que contar, un sentimiento que expresar, y la gente se identifica porque son sensaciones que todos hemos experimentado alguna vez en nuestra vida. Son vocales en español casi siempre platicadas con la producción de Kermit, ahí vamos los dos poniendo de nuestra cosecha.

 

Desde tu punto de vista, ¿cómo ha sido la evolución de la escena mexicana? ¿cuáles consideras que han sido los cambios más importantes?

Ha crecido de una forma impresionante. Ya hay miles de productores y DJs de todos los géneros, algunos porque está de moda (aunque esos duran generalmente poco) y otros porque realmente les apasiona y quieren aportar algo a la escena y a la música. Todos los grandes festivales quieren hacer parada en México, ¡Somos el segundo país más consumidor de música electrónica en el mundo!

Estás en constante descubrimiento de proyectos emergentes, ¿cuál ha sido uno de los que más te ha llamado la atención recientemente?

Varios DJs mexicanos como Concret, Bruha, Aaron Sevilla, Rebolledo, Zombies in Miami y muchísimos grandes productores.