Foto cortesía del artista

Además de su carrera como DJ, Alex Midi tiene una reconocida trayectoria como productor musical que lo ha hecho figurar como un referente de la música en México. La gran creatividad del músico mexicano le ha permitido sobresalir en diferentes ámbitos e iniciar una nueva etapa en las tornamesas.

Eres un referente en la escena electrónica mexicana por tu larga trayectoria, ¿cuál ha sido tu principal objetivo para mantenerte vigente pese a los contrastantes cambios que han existido?

Sigue siendo como cuando todo comenzó a los 15 años: divertirme en un estudio con tornamesas, sintetizadores y máquinas.

Desde que supe que me dedicaría a la música sin importar el resultado (éxito o económico), me ha llevado por diferentes lugares. A los 17 años lo único que yo quería era ser DJ y producir remixes. Tuve la fortuna de estudiar producción musical en Nueva York y fue ahí donde me sumergí de lleno en la escena electrónica, en especial del house. Pero regresando a México, las oportunidades de producción me llevaron a producir cosas más pop, y aunque si hacía remixes y demás, eran oportunidades con artistas ya muy conocidos.

Comencé a irme por ese lado y justo en esos años formamos Moenia y aunque es música electrónica no era dance para nada. Mis influencias eran otras (New Order, Pet Shop Boys, etc.) y Moenia nos pegó con tubo y nos fuimos años y años de gira. Nunca dejé de producir música dance pero todo era muy comercial: Belanova, Belinda, etc. Digamos que la vida me llevó al lado de la producción más pop, pero de alguna manera me volví un productor conocido en ese medio y es algo que ahora me sirve muchísimo al producir con vocalistas y demás.

Pero en todo ese tiempo NUNCA dejé se ser DJ y de pensar como DJ. Me decía todo el tiempo que me tenía que hacer un espacio para producir mi proyecto con mi primer “amor” que es el house. Fue así como comencé a producir house de nuevo bajo mi nombre “Alex Midi” con vocalistas y demás.

Siento que todo lo he hecho por el impulso que te da divertirte y hacer las cosas que te llamen en el momento en el estudio. Como “Alex Midi” en la faceta de DJ y productor, prácticamente volví a comenzar mi carrera, porque primero que nada era componer en inglés, y era adentrarme a una escena donde todos (al inicio) me veían como “El Moenio”. Nadie sabía de mi background con el house o de haber conocido en persona e ido a clínicas de producción con Frankie Knuckles, David Morales o Masters at Work. Ahora en el estudio sigo divirtiéndome como a los 17 años, haciendo tracks que transmitan algo y emocionen. Si haces eso, es muy probable que a más gente le guste y te siga. Esa debe de ser el la forma de pensar cuando estas en un estudio: ser honesto y divertirte haciendo algo que te guste, a ti y nada más que a ti. Lo demás viene solo.

Desde tu punto de vista, ¿cómo ha sido la evolución de la escena mexicana? ¿cuáles consideras que han sido los cambios más importantes?

Primero la “validación” como un género musical que mueve masas, emociones y es parte de una cultura musical. Antes se pensaba que la música electrónica era música fácil, sin carga emotiva, fría. Aquí en México en los 90’s era un nicho súper chico, que además para los que no eran parte de esa escena éramos todos drogadictos o gente sin futuro. La escena se ha hecho más grande y fuerte, realmente vibrante desde que el famoso EDM pegó en todo el mundo. Gracias a esa explosión es que ahora nosotros tenemos DJ nacionales tocando por el mundo y tenemos los festivales más importantes del mundo aquí en México.

Siempre habrá haters, pero la realidad hoy en día es que México es de los países más importantes en la escena electrónica mundial. También aprendimos a colaborar, a no echarnos mierda unos a otros, como lo hacían décadas antes los alemanes u holandeses, se ayudan, no se tiran entre ellos.

Creo que ya lo único que nos falta es tener un campanazo de track a nivel mundial de alguno de nosotros para que nos abra la puerta a todos… Y con eso, de verdad, ya nos creamos que llevamos la mano alta en la escena electrónica mundial.

¿Cómo inicia Alex Midi el 2018? ¿Cuáles son los retos a los que te enfrentas este año? ¿Qué sabor de boca te dejó el año pasado?

Yo la tengo muy clara y afortunadamente mi sello Aftercluv también: necesitamos hacer excelentes tracks si es que vamos a hacer algo importante a nivel mundial. No hay pretextos. El 2017 fue muy importante para mí por varias razones: primero toqué en EDC México, Ultra México (como invitado) y Daydream México, además de varios festivales internacionales. Eso de alguna manera me “validó” como DJ y no solamente como productor. Por otro lado, gracias a “In The Air Tonight” feat. Delacey, el 1er single que edité con Aftercluv y que sonó por todo el mundo, aquí en Mexico me dejaron de ver como el “externo” (o “El Moenio” jaja) y me adentré totalmente a la nueva escena de DJs productores mexicanos… Ya me llevo con todos, hay un respeto y una buena relación. También me puso en el mapa internacional como productor, ahora hay más presión de hacer cada vez mejores tracks , eso sin duda, pero es parte del reto.

En 2018 estoy lanzando “Send”feat. Alina Renae. Es diferente, tiene más punch y es más comercial con una visión más internacional. Y así fue… el single está sonando por muchos países y me llegan tweets de Dinamarca, Sudafrica, España etc. Precísamente el que esté ahora mismo sonando tanto en España fue lo que me ganó la invitación a Daydream en Barcelona.

Este año tengo que editar por lo menos 4 o 5 tracks pero de alta calidad, si no siento que estén al nivel, prefiero no editar nada. Mi lanzamiento más reciente es una colaboración con Mariana Bo que se llama “Time Is Running Out” y lleva la voz de Cadence. Fue un placer colaborar con Mariana que es hoy por hoy nuestra representante número 1 en el mundo.

¿De dónde nació la idea de “Send”, tu sencillo más reciente? ¿Te consideras nomofóbico?

Nació de que ya tenía un buen track listo pero no me gustaba la letra que tenía. Ya tenía a la vocalista perfecta que era Alina Renae, que ha cantado en tracks de Tiesto y Benni Benassi, pero algo le faltaba. Me clavé a componer otra letra con mi amiga Carola Rosas y ahí mismo en el estudio salió hacer una letra acerca de lo adictos que somos todos al celular. Fue así, momento creativo que además ella supo poner en una letra en inglés, que no es nada fácil. Se la envié a Alina Renae, le encantó la idea y la grabamos en Los Angeles.

La idea del video es la que surgió con un reportaje que vi en CNN sobre la “nomophobia”, que es el miedo a estar sin tu celular. Mucha gente cree que lo inventé pero no, si es un problema real. ¿Y yo tengo nomophobia? Pues creo que si caray…

#AftercluvSessions se ha consolidado en México como uno de los programas favoritos del fin de semana, ¿qué es lo que más te ha gustado de colaborar semana a semana?

Fue una gran invitación la que recibí de Aftercluv y de Alfa Radio de tener mi propio radio show, ya que toda mi vida en la música comenzó porque yo era muy muy fan del mix show en WFM que se llamaba “Club 96” con Martin Delgado. Era adicto a escucharlo de niño y el tener ahora mi propio mix show es muy simbólico, de hecho todos mis programas comienzan con un sampleo de “Club 96” que dice “This Is a Journey In To Sound…” Lo hago a propósito como un homenaje a ese programa que hizo que me quisiera convertir en DJ. Ahí comenzó todo.

En el show trato de poner sugerencias de música nueva, dar a conocer lo que yo creo es lo más interesante que se edita en música electrónica, pero claro, es Alfa Radio, no puedo ser muy underground, espero me comprendan. Eso si, ¡¡¡estamos en numero 1 de rating!! 😛

Finalmente, ¿cómo logras equilibrar tu vida con tantos proyectos simultáneos? En tu opinión, ¿cuál es la clave que te ha llevado a alcanzar y mantener el éxito por más de una década?

Sinceramente, es porque hago lo que me gusta, jamás he hecho una canción por encargo o algo que no me guste hacer, tampoco he hecho un proyecto que me de flojera presentar en vivo. Todo lo hago con mucha pasión, y cuando haces algo por pasión, por más abultada que esté tu agenda, lo haces con gusto y con ganas de hacerlo cada vez mejor. Ya sea un nuevo track, una nueva canción o una nueva presentación como DJ o con mi banda.

También es aprender a aceptar que siempre hay momentos de éxito y momentos donde no te sale nada, y no pasa nada, cuando haces algo que no funciona aprendes mucho más que cuando haces algo que tiene éxito, así que nunca pierdes. Insisto que lo importante es que lo hagas con pasión.