Foto vía Foto por Joo Murga para Insomniac Events 

Apenas estábamos recuperándonos de EDC México cuando Beyond Wonderland, otro de los grandes conceptos originales de Insomniac, ya preparaba su regreso a Monterrey.

En 2017 el festival nos sumergió en un mundo de maravillas en el que todo giró entorno a la música y la gran experiencia que, por cierto, regresó más fuerte en un nuevo venue: Parque Fundidora.

Desde que nos preparábamos para volar hacia el norte del país, supimos que nos esperaban más de 30º C, pero eso no hizo que nuestra emoción disminuyera por nada del mundo, sólo nos preparamos con ropa fresca y cómoda para que el clima no fuera un obstáculo que nos impidiera disfrutar de Beyond Wonderland al cien. Llegar no fue una odisea: Parque Fundidora es uno de los puntos más icónicos de Monterrey y el escogerlo como la nueva casa del festival fue la mejor decisión.

El cartel era prometedor: Tiesto, marshmello, Lost Frequencies, Robin Schulz, Lee Foss, Green Velvet, Justin Martin, CamelPhat, Bro Safari, Snails, Boombox Cartel y muchos más se alinearon como la oferta de esta segunda edición. Sin duda, hubo artistas para todos los gustos y preferencias, nadie se quedó con las manos vacías sin tener qué bailar.

El Boombox ArtCar se encargó de albergar a lo mejor del talento nacional desde las 2:30; fue aquí donde algunos artistas emergentes pudieron exponer su música y proyectos como nuevas propuestas que seguramente seguirán sonando en más festivales.

Por otro lado, estaba el Mad Hatters Castle Dos Equis Stage, en donde los sonidos más explosivos se encargaron de reventar el lugar sin temor a nada. Aquí podíamos ver a los asistentes agitando la cabeza al ritmo de beats fuertes, intensos y determinantes.

Caterpillars Garden se convirtió en el santuario de quienes prefieren los sonidos más selectos y frescos. Aquí, CamelPhat hizo sonar “Cola”, el himno de 2017; Lee Foss logró que los presentes conectaran con cada track para bailar como nunca en la vida; Justin Martin contagió a todos con sus pasos de baile y una increíble selección musical. Green Velvel fue el encargado de cerrar este escenario magistralmente.

Finalmente, estaba el Queen’s Domain, en donde reinaron géneros muy diferentes junto a sus máximos representantes. Aly & Fila hizo vibrar a todos con una fuerte dosis de trance, mientras que Lost Frequencies y Robin Schulz se encargaron de amenizar la tarde y la caída de la noche con su tropical house. Para el cierre nada más ni nada menos que marshmello y Tiësto, quienes recién nos habían visitado en la Ciudad de México.

Por su parte, marshmello detonó una verdadera bomba llena de energía haciendo del lugar una fiesta enorme; el momento clave fue cuando escuchamos “Wolves”, su colaboración junto a Selena Gomez, ya que todos la coreamos a una sola voz.

Tiësto se adueñó del lugar desde que pisó el escenario. todos estaban reunidos en la atracción principal con el fin de escuchar al gran ícono de la escena que sigue vigente hasta nuestros días. “Boom”, “Red Lights” y  “Secrets” fueron algunos de los temas más ovacionados, pero la noche se la llevó “Adagio for Strings”, uno de los clásicos más representativos de su etapa como rey del trance. 

Sin duda, Beyond Wonderland superó nuestras expectativas en esta segunda edición  y podemos jurar que el próximo año el concepto regresará aún mejor.

¡Gracias!

¡Headliners! 😍 No existen palabras para agradecer en lo que han convertido nuestro mundo de maravillas ✨, Beyond Wonderland en México. 🐰🦊🦋Ahora sólo nos queda esperar por #BeyondMx 2019. ⚡️👁‍🗨

Posted by Beyond Wonderland México on Tuesday, March 13, 2018