Foto vía Armani Exchange

Emulando a su mentor en Atenas 2004, el DJ y productor neerlandés cerró con broche de oro la edición XXIII de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pieonchang, Corea del Sur. El actual DJ #1 del mundo, de acuerdo a DJ Mag, subió al escenario los últimos 15 minutos de la ceremonia de clausura y puso a bailar a atletas y público presente al ritmo de sus más grandes éxitos. Cabe destacar que la ceremonia olímpica fue transmitida4 alrededor del mundo a millones de espectadores.

Marcando un hito en su carrera, Martijn hizo pública su emoción con gran antelación y tras una gran participación, el DJ comentó:

“Tocar en la Ceremonia de Clausura Olímpica fue muy especial para mí. Mi gran inspiración para comenzar en la música electrónica fue porque vi a Tiësto tocar en los Juegos Olímpicos de 2004 en Atenas. El hecho de que tuve la oportunidad de recrear ese momento es un gran honor. Solo puedo desear y soñar que mi actuación inspire a otros como Tiësto me inspiró”.