foto vía Gizmodo

Después de tanta polémica y filtraciones, Apple lanzó un nuevo teléfono inteligente en septiembre del año pasado. Aunque el iPhone X fue tan revolucionario como prometieron, parece que no fue suficiente y la empresa esta por tomar una drástica decisión.

A pesar de que Apple logró entregar un diseño único con el iPhone X, el precio y la falta de innovación no convencieron a los clientes que suponía, por lo que no ha logrado ser tan exitoso como se suponía.

Debido al supuesto fracaso y de acuerdo con un analista de KGI Securities, la compañía de la manzana mordida dejará de producir el gadget entre septiembre y octubre del próximo año.

Una de las principales razones, sería las bajas ventas en China, uno de los mercados más importantes para Apple y es que en dicho país, la falta de una versión Plus, además del “notch” que desperdicia espacio que podría ser aprovechado en la pantalla, son pretextos suficientes para no comprarlo.

Eliminar el Touch ID también ha sido otra de las principales quejas que afronta la empresa y que podría obligar a plantear un rediseño de su teléfono insignia para este año, además de representar el segundo fracaso, ya que el iPhone 5C también dejó de producirse al año de ser presentado.