Tener familiares menores de edad, suele ser complicado cuando quieres ir a un festival o concierto, pues en la  mayoría de los casos, no es la mejor idea llevarlos. Una compañía inglesa está cambiándolo.

Big Fish Little Fish es el nombre de la empresa que ha organizado por algunos años ‘raves familiares’, con el fin de que los padres o familiares puedan divertirse con los más pequeños de la casa.

Aunque evidentemente no funcionan de la misma manera que los conciertos normales, es una buena idea, especialmente para padres, quiénes no quieren dejar de divertirse por cuidar a sus hijos.

Además de una producción especial, todos los eventos de este tipo son temáticos, añadiendo un toque más interesante, que seguramente será exitoso durante la próxima temporada navideña.