Foto cortesía de Rukes.com

A dos años de la disputa legal que mantenían el DJ y productor holandés Martijn Gerard Garritsen y el sello discográfico Spinnin’ Records, el caso llegó a su decisión final y la victoria estuvo del lado del actual DJ #1 del mundo y su equipo.

El pasado 20 de septiembre, la corte holandesa falló a favor de Martin Garrix rompiendo el contrato que lo unía a la disquera y regresando los derechos de las producciones musicales que realizó durante su estancia en Spinnin’ Records y su compañía hermana, MusicAllStars (MAS) management.

“Estoy contento con este resultado, no sólo para mí, sino también para todos los demás DJs / Productores que hay, ya que este caso no fue solo sobre mí, sino sobre todos los artistas involucrados” – Martin Garrix

El tribunal aún no ha decidido sobre las reclamaciones financieras de Garrix. El tribunal requiere más información de ambas partes para dar su veredicto. Martin exige a Spinnin’ 3.7 millones de euros y 650.000 euros de MAS. A su vez, Spinnin y MAS exigen 6.4 millones de euros al joven de 21 años por huir de sus obligaciones contractuales en 2015.