Una de las preguntas más comunes dentro de la escena electrónica es ¿qué género no ha producido Tiësto?, ésta podría responderse haciendo una simple lista, sin embargo existe otra pregunta más importante: ¿cómo le hace para innovar y no estancarse en un mismo estilo? En pocas palabras podríamos decir que es gracias a que, tras su larga y fructífera carrera, tiene el poder de marcar nuevas tendencias. No podemos negar que dentro de su discografía ha sintetizado y marcado pautas, hasta hoy vigentes, de distintas corrientes electrónicas.

Claro ejemplo de esto es “Boom”, su nueva colaboración en mancuerna con Sevenn, donde contrastan una aparente austeridad sonora con ciertos elementos característicos de géneros como el house y el trap para darnos como resultado una pieza que impone en cuanto suena en el escenario. Un sonido agresivo, cadencioso y elegante, sinónimo del nuevo Tiësto.