La primer semana de la decimoséptima edición de Coachella nos trajo más sorpresas de las que podíamos esperar y entre ellas un claro ejemplo del camino que debe seguir la musica electrónica. La presentación final de Shelter Tour, montada por Porter Robinson y Madeon, estuvo llena de emociones y no cabe duda que es una de las propuestas mejor elaboradas que hemos podido ver en los últimos años dentro de la escena electrónica.

La compilación y readaptación en vivo de los más grandes éxitos de cada uno de estos talentosos productores pusieron a bailar, saltar y corear a los asistentes al rededor de una hora, la experiencia audio-visual es indescriptible pero sin duda es una muestra sobre la ruta que los shows de música electrónica deben seguir para lograr fusionar la gloria de sus inicios con el éxito de las propuestas contemporáneas. Artistas como Pendulum, Flume, Disclosure, Porter Robinson y Madeon, recientemente The Chainsmokers y muchos otros han optado por los Live Shows para permitir tanto al público, como a sí mismos, establecer una conexión con la música que los CDJs no son capaces de generar.

Déjense llevar por este show que, seguramente conmoverá sus mentes, oídos y corazones.