Pocas veces hemos podido ver en la escena musical que un fenómeno crezca tan exponencialmente como en el caso de Alan Walker, el misterioso productor británico que en menos de un año logró conquistar el mundo mediante un solo sencillo. “Faded” fue una de las 10 canciones más reproducidas en 2016 y hace un par de días logró superar el billón de reproducciones en YouTube, mil millones de veces ha sido tarareada, coreada, llorada y bailada.

No cabe duda que este revolucionario productor tiene una importante y complicada tarea para el futuro, el innovar su sonido, mantener una esencia y al mismo tiempo superar las altísimas expectativas que crecen día tras día a su alrededor. Somos testigos de lo que ha logrado, por lo que no podemos descartar que nos de la gran sospresa de transformar el futuro del EDM.