Si la música te mueve difícilmente dejarás que algo te impida disfrutarla, esto se comprobó el pasado fin de semana cuando, a pesar del frió y la amenaza de lluvia, más de 130 mil personas se reunieron para celebrar la séptima edición del Corona Capital. Con la promesa de shows épicos por parte Kraftwerk, The Killers, Pet Shop Boys y LCD Soundsystem como headliners, valía la pena aguantar el viento helado con tal de ver a éstas futuras leyendas de la escena musical.

6m2a1513

by Joo Murga

Los dos días, desde temprano, la gente disfrutó del talento independiente que mantuvo abarrotados los escenarios y despertaron la buena vibra de la gente que se preparaba para un fin de semana lleno de sorpresas. Los que definitivamente se llevaron el festival (y nuestros corazones) fueron Tegan and Sara, Brandon Flowers, Alunageorge y todos aquellos artistas que manifestaron su amor por nuestro país y se aventaron emotivos discursos en contra de la xenofobia que se vive en EUA haciéndonos un nudo en la garganta. Otros momentos que nos conmovieron a lo largo del festival fueron los homenajes bien merecidos a las grandes figuras que la escena musical perdió éste año como Eagles of  Death Metal o HAIM presentando covers de David Bowie y Prince respectivamente.

by Toni Francois

Las activaciones y la comida fueron parte esencial del festival, Flyng V y Pimp Your Pin de Vans, los tacos de cochinita, los chilaquiles y los burritos de alitas se llevan el premio de la séptima edición del Corona Capital por salvarnos de pasar frío en nuestros ratos libres.

El lugar más volado de #VansCC16. Punto. #FlyingV

A video posted by Vans Mexico (@vans_mx) on

Muchas veces, lo más padre de un festival es precisamente lo que no estaba planeado, lo espontaneo también se lleva un premio y éste lo comparten tanto Peter Bjorn and Bohn, Warpaint y Edward Sharpe & the Magnetic Zeros por aventarse un clavado y compartir unos minutos cerca de su público como aquellos que salieron a presumir sus chamarras con la leyenda “Mexico is the shit”.

Sopitas.com

No importó que Kraftwerk y LCD Sounsystem se retrasaran casi 30 minutos, ni que como titulo de película fuera “El Regreso (o la revancha) de las coronitas de flores”, tampoco que fueras una de las 50 personas que estaban en los escenarios secundarios a la hora de los headliners o si, por el contrario, te tardaste 40 minutos en salir del festival porque te perdiste en el mar de gente que vio a The Killers porque todo vale la pena cuando escuchas esa melodía por la que esperaste todo el festival.

Y cuando regresas a tu casa, cansado, con frío y probablemente pedísismo bien feliz solo puedes pensar en una cosa: ¿Cuánto falta para el próximo Corona Capital?

by Perry Skegnesss

by Perry Skegnesss