La rivalidad entre Samsung y Apple ha sido una de las más fuertes durante los últimos años. Diversas demandas han sido la prueba de ello y finalmente hay una más grande que todas, pues ha significado un gran golpe para la marca coreana.

Aunque la euforia por los nuevos celulares no siempre es duradera, Samsung decidió que su Galaxy Note 7 era tan innovador que opacaría el posterior lanzamiento del iPhone 7, que de acuerdo a rumores, presentaría cambios mínimos. Lamentablemente la marca oriental falló y el error será muy caro.

galaxy-note-7-1200x801

De acuerdo a Bloomberg, quien habló con fuentes cercanas a la marca coreana, ésta presionó a los proveedores para reducir los plazos de entrega, lo que afectó el control de calidad. Aunque Samsung no ha declarado la razón oficial por la que sus celulares han explotado, se rumora que es debido al aumento en la capacidad de la batería (comparado con el Galaxy Note 5), lo que ha provocado sobrecalentamientos y explosiones.

El error costará a Samsung varios millones de dólares, pero sobretodo, la mancha en su reputación. Por si fuera poco, los fallos los obligaron a detener las ventas y sustituir los dispositivos que ya habían sido adquiridos.

El iPhone 7, por su parte, arrasó en ventas, pues el modelo Plus, así como el nuevo color Jet Black, se encuentran agotados en Estados Unidos y el stock en los países donde fue lanzado la semana pasada, se encuentra muy limitado.

iphone-7-1