Aunque últimamente las noticias sobre deadmau5 no han girado en torno a su música, sino a su comportamiento en las redes sociales, no hay duda que es uno de los productores más respetados y populares de la escena, hecho que fue demostrado el fin de semana, durante la decimoctava edición de Ultra Music Festival.

Uno de los actos más esperados del festival, era The Prodigy, quienes desafortunadamente no pudieron presentarse, debido a que uno de sus miembros recibió órdenes médicas que se lo impidieron. Justo como hace dos años, Joel Zimmerman (deadmau5) fue el encargado de suplir la agrupación inglesa y por si fuera poco, una gran parte de su set fue transmitida, después del headliner del día, que fue Hardwell.

Deadmau5 at Ultra Music Festival Live Stage 2016 from Sue B on Vimeo.

 

El último día del festival pintaba para ser el más importante para Joel, pues ese día se presentó en I’m in A State Of Trance, cuyo anfitrión fue Armin van Burren y quien retó al canadiense a que demostrara sus habilidades en el género. La última canción que formó parte de su set fue “Ace Of Spades” en homenaje al vocalista de Motörhead, quien falleció el año pasado.

Oh… 👽 #ultra2016 #deadmau5 #idkanymore

A video posted by #TheRollpack™ 🔮 (@therollpack) on

Fucking troll. Lmao #Deadmau5 #UltraMusicFestival #Ultra #MiamiMusicWeek2016 #MMW

A video posted by Adrian Exchange LA (@adrian_la) on

Justo cuando creíamos que no podía llevar las cosas a otro nivel, aprecio durante la presentación de Pendulum en el main stage del festival, para interpretar en conjunto “Ghosts ‘N’ Stuff”, asombrando al mundo entero, pues dicho momento fue transmitido completamente en vivo.

Tras la polémica presentación de hace un par de años en Ultra, deadmau5 regresó para simplemente ser proclamado el rey del festival y esta vez por las razones correctas.