Imágenes cortesía de Night Life México y AliWasThere!

El hombre detrás de una de las máscaras más conocidas de la escena electrónica, Nicky Romero, quien ha logrado relacionar este icono a su nombre con el paso del tiempo, cuando descubrió que la música era a lo que realmente se quería dedicar fue al encontrarse trabajando en un bar local de su natal Amerongen, Holanda y tras tocar unos momentos su tracks favoritos del momento experimento aquella sensación indescriptible de querer llevarlo al siguiente nivel siendo así como nació el proyecto musical de Nicky Romero que hasta hoy en día posee dos discos de oro y dos doble platino por “Iron”, “Symphonica”, “Like Home” y “I Could Be The One”respectivamente.

Nicky Romero @ The City, Cancún, 2013

Al principio de su carrera la mascara era ese toque misterioso del cual quería dotar a su nueva propuesta musical (y vaya que lo consiguió) pero con el paso de los años y después de todas las protestas sociales en las que ha estado involucrada la considera ahora como un símbolo de la revolución en la música dance y en general dentro de la escena electrónica. este trabajo de renovar la escena electrónica no es nada sencillo y de ello cuenta más su manager quien coordina a los que trabajan con los más de 2000 demos que llegan semanalmente a Protocol Recordings.

Esa cantidad es solo un ejemplo de las grandes y pesadas jornadas que como DJ, productor y cabeza de Protocol Recordings enfrenta día con día sumándole también su proyecto como co-productor con el que ha trabajado creando canciones para grandes nombres internacionales como Britney Spears, Rihanna y David Guetta, debido a este exceso de trabajo es que hace un tiempo le fue detectado un episodio de ansiedad causada por estrés, hoy en día, tras el tratamiento debido y exhaustivas sesiones da Call Of Duty ya se encuentra más relajado y listo para recuperar el ritmo que sus proyectos le exigen.