Foto cortesía de James Coletta.

Una personalidad como Skrillex, desde su aparición en la escena, ha experimentado con muchas (por no decir todas) áreas que conforman el universo de la música electrónica y sin duda alguna en la mayoría de sus experimentos ha obtenido un desempeño impecable logrando adaptar su estilo a cualquiera de los retos que los géneros tan diferentes imponen.

Su sonido actual, a pesar de que no se encuentra definido, sigue siendo insuperable debido a los diversos componentes que se han ido anexando y adaptando a cada uno de sus proyectos, Twipz, Dog Blood, Jack Ü y Skrillex son los alias que Sonny ha adoptado a lo largo de su carrera teniendo con cada uno objetivos y propuestas muy diferentes siendo ahora con su más famoso nombre bajo el que respalda su nueva colaboración al lado del rapero Vic Mensa, titulado “No Chill”.

No es la primera vez que Skrillex incursiona en este genero, uno de sus lanzamientos del año pasado que seguramente recordaran por la controversia que generó dentro de la escena fue “El Chapo” al lado del también rapero The Game con el que se ganó los aplausos de muchos pero también la desaprobación de otros cuantos.