Foto cortesía de Jordan Loyd

Sea en Bar Mitzvahs y bodas o en antros y festivales de talla internacional, los DJs son personajes con los que es fácil encontrarse. Sin embargo,  lo que vemos es su presentación hasta cierto punto “final” y rara vez pensamos en el proceso de creatividad y preparación que antecede a su espectáculo.

Desde fiestas en casas abandonadas de la colonia Del Valle hasta festivales con miles de personas, puedo decir que he tenido algo de experiencia en llevar a cabo esta tarea y he tenido esos vergonzosos y estresantes momentos en los que algo sale mal y hay que improvisar para que la fiesta siga. A lo largo de este artículo te voy a platicar un poco sobre este fascinante proceso que antecede al encuentro de un DJ con las tornamesas.

Básicamente, para entender un DJ set, tenemos que entender 3 características básicas de la música, las cuales son:

BPM, de las siglas en inglés “beats per minute”: Se refiere a la velocidad de una canción. Por ejemplo, muchas de las canciones más famosas de Big Room o Progressive House, como Animals o Reload, están a 128 bpm, mientras que canciones de Reggaetton o Mombathon, como “Ginza” o “El Taxi”, se encuentran a aproximadamente 90-110 bpm y canciones de Trap o Dubstep, como “First of The Year” de Skrillex o “Tell Me” de RL Grime, se encuentran alrededor de 140 bpm.

12713907_848816515227068_1120884668_n

Sin embargo, hay una gran variedad de BPM o Tempos en diferentes géneros musicales, lo cual me lleva al siguiente punto:

Género: Esto se refiere al estilo de una canción, y es determinado por algunos rasgos o características de ésta, lo cual la hace pertenecer a un grupo con muchas otras canciones que comparten estos rasgos. Algunos DJ Sets se especializan en un solo género como lo hacen algunos Headliners de talla internacional mientras que otros sets navegan por una gran variedad de géneros como los que se encuentran en fiestas como las de XV años, graduaciones y en la mayoría de los antros. Algunos ejemplos de géneros son: Rock, Pop, EDM, Reggae, Música Clásica, etc. (todos con sus respectivos subgéneros).

12721711_848818358560217_285461514_n

Tonalidad: Esta característica es un poco difícil de entender si no tienes algo de conocimiento de teoría musical. Básicamente se refiere al conjunto de notas musicales que puede utilizar una canción para sonar “armónica” o “in key”. Se divide en dos categorías que son menor y Mayor y que cuentan con una nota raíz. Así resultan tonalidades como, por ejemplo, Do Mayor, Fa menor, Sol Mayor, etc. Pero si realmente quieres entenderlas a profundidad te recomiendo que leas esto.

Ya que conocemos estos 3 conceptos, hay que empezar por formar una colección musical. Pero antes de que te pongas a comprar música o, en su defecto, navegar el mundo de la piratería (no recomiendo esto) tienes que tomar en cuenta a tu audiencia; por ejemplo, si vas a tocar en un Baby Shower no puedes llegar con tu playlist cargada de puro Dubstep o Twerk porque probablemente harías a la gente pasar un mal rato y tu tampoco la pasarías muy bien. Teniendo en mente tu audiencia, tienes que pensar en la duración de tu set. Digamos, si tu set va a durar 1 hora, prepara aproximadamente de 1:45 a 3 horas de música, para que tengas de dónde escoger y no te quedes sin música. Puedes incluir tracks que te gusten, mashups tuyos o incluso producciones tuyas, si es que tienes.

Una vez que tengas armada una colección, échale un ojo al bpm de tu música. Programas como Rekordbox o Serato te pueden ayudar a hacer esto, y también te enseñan la tonalidad de tu música bajo la pestaña de “Key”, lo cual es importante para hacer transiciones o mashups.

12674279_848819288560124_130452122_n

Terminado esto, piensa en el equipo en el que vas a tocar, ya que distintas controladoras usan distintas programas. Por ejemplo, la Pioneer DDJ SX o la DDJ Ergo funciona con Serato desde una laptop mientras que controladoras más profesionales como la CDJ 2000 o 2000 nexus utilizan Rekordbox (programa oficial de Pioneer) y para usar éstas correctamente tienes que analizar tu música en este programa y luego cargarla a USBs, o tarjetas SD.

Finalmente, no recomiendo que planees el orden de tu set track por track. Mejor observa a tu público primero y diseña tu presentación en base a él. Y lo más importante: ¡diviértete y da lo mejor de ti!