fotografía cortesía del artista.

Una de las noticas más inesperadas del año, fue la separación de Martin Garrix de Spinnin Records, hecho que comenzó en agosto de este año, cuando el joven productor/DJ publicó un comunicado en sus redes sociales, mencionando que la decisión de abandonar no sólo la disquera, sino su management, fue debido a problemas con los derechos de sus canciones, que Spinnin se negó a orogarle.

El mes pasado, Martin Garrix lanzó un nuevo tema titulado “Poison”, que simplemente nos dejó boquiabiertos al presentar un estilo de producción novedoso, sin alejarse de su peculiar estilo y más tarde, ese mismo mes, informó que lanzaría su propio sello discográfico.

Afortunadamente, el problema más importante del caso ha sido solucionado y Spinnin Records ha cedido los derechos de las canciones a Martin, hecho que compartió mediante el siguiente comunicado:

Por medio de la presente informo que he retirado los cargos en contra de Spinnin Records.

Como resultado de negociaciones, Spinnin Records me transfirió los derechos de propiedad de mi música, lo que era la meta principal de la acción legal. Le otorgaré a Spinnin Records una licencia exclusiva (por un periodo determinado), por todos los temas que fueron lanzados por Spinnin Records hasta agosto de 2015.

Las diferencias de opinión restantes entre las partes, probablemente será tema de procedimientos legales posteriormente. Mientras tanto, las partes seguirán intentando resolver este tema amigablemente.

Mis mejores deseos,

Martjin Garritsen

El caso sigue inconcluso, pues queda resolver las “diferencias de opinión” y esperamos que quede resuelto el problema por completo, lo más pronto posible y logren llegar a un acuerdo.