Imagen vía www.rockcellarmagazine.com

La banda compuesta por Jonas Bjerre, Johan Wohlert y Silas Utke Graae inició a principios de los noventas. Los entonces adolescentes empezaron a experimentar con la música sin saber tocar formalmente sus instrumentos. Casi 20 años después, la banda danesa Mew se ha convertido en uno de los referentes de la música en Europa. 

En 1997 lanzaron álbum debut A Triumph for Man limitado a sólo 2000 copias. Este lanzamiento fue posible gracias a que el grupo sorprendió tanto a un ejecutivo dentro de la audiencia que convenció a su compañía de lanzar el material.  El trabajo recibió excelentes críticas lo que convirtió a sus shows en toda una experiencia al incorporar animaciones creadas por el vocalista.

En un principio, Mew estaba basado en los sonidos de bandas como Pixies, Pet Shop Boys, My Bloody Valentine, entre otros. Tres años después, con la entrada del nuevo milenio, estrenan su segundo material Half the World is Watching Me, lanzado bajo su propio sello Evil Office y después bajo Sony, que les dio la posibilidad de remasterizar su sonido y trabajo, eventualmente este material les dio fama mundial.

Con ello llega “Am I Wry? No”, un track que te lleva a un mundo único que sólo puede existir en los sueños y que le dio a Mew notoriedad mundial.

 

Su siguiente trabajo, Frengers del 2013, consiguió que Mew fuera ganador de los Danish Music Critics Awards bajo las categorías de “Album of the Year” y “Band of the Year”. Según los integrantes de la banda, el proceso creativo detrás de Frengers  consistió en ser brillantes en el material pero también realistas.

La energía musical con la cual Mew empezó: atmósferas fuera de este mundo, una voz que te hace viajar, guitarras suaves y sin duda pasajes dramáticos que cuentan muchas veces las historias de corazones rotos llegaron a un pico con el lanzamiento de su cuarto álbum And The Glass Handed Kites. Pero en el 2006, Wohlert (bajista) abandonó Mew por motivos familiares.

 

El quinto álbum de Mew, No More Stories del 2009 sería su último trabajo con Sony y años más tarde, su sexto trabajo+-, que contó con la ayuda del productor Michael Beinhorn e ingeniero de sonido Frank Fillipetti. Como estrategia de lanzamiento el grupo creó una aplicación para iOS llamada Sensory Spaces que contenía previews de los tracks. En este año se confirmó la salida del guitarrista Bo Madsen, que después de 20 años, abandona la banda.