Fotos cortesía de Tomorrowland

Hemos hablado de los primeros cinco años del festival de música electrónica más grande e importante del mundo. Para dar pie a una nueva investigación, decidimos continuar con los hechos que engloban al festival y han forjado su esencia con el paso del tiempo. ¿Quién no ha visto un aftermovie y no sintió alegría e incontrolables ganas de ir? ¿Cuántos no sintonizan cada año la magna fiesta belga?

2010

El crecimiento y popularidad de Tomorrowland ha rebasado los límites pensados. Ya no es el festival de un día que acogió a 10,000 personas sino que se ha construido en un gigante con el poder absoluto de convocar a 130,000 asistentes y vender todas sus entradas con algunos meses de anticipación. 

La temática se convierte en un tema trascendental para la realización del festival y se enfatiza en criatura mágicas que le den un toque futurista a Tomorrowland. Los escenarios poseen vida e innumerables historias por escribir además de que los artistas pasan a segundo termino por la mágica atmósfera construida a los alrededores que complementan el mundo único del mañana. Un fenómeno llamado Swedish House Mafia se adueña de Tomorrowland.

TMRL2010-Rutger-0927

 

SHM TL 2010

 

2011

Los rumores sobre aquél paraíso belga se han expandido a nivel mundial y el atractivo del festival es impactante. Con apenas dos años de diferencia, Tomorrowland logra duplicar la asistencia de 2009. Ya ni hablar de los boletos que se han agotado con medio año de anticipación para la primera edición con 72 horas de locura.

Europa comienza a ver al festival como el más grande y popular de la región con un campamento, Dreamville, inimaginable que alarga la festividad por 24 horas más. Con 180,000 habitantes, Tomorrowland es el paraíso absoluto que a través del árbol de la vida está dispuesto a ver nacer un futuro no muy distante. En 2012, ID&T obtiene la distinción a mejor festival de música electrónica en los International Dance Music Awards por la inolvidable edición del 2011.

20110723_KV_435_tml-6873

20110724_KV_868_tml-0557

 

2012

Si Tomorrowland fue un antes y después en la organización y producción de festivales de música electrónica e impuso un modelo de realización, el parteaguas que llevó a niveles estratosféricos la magnitud del festival fue su edición en 2012. Consolidado ya como el festival #1, Tomorrowland no se guardó nada y superó las altas expectativas establecidas que convocó a dos millones de personas en búsqueda de una gloriosa entrada al festival.

El libro de la sabiduría fue la primera edición que contó con una transmisión en vivo a nivel mundial por la alta demanda que se había presentado. ¿El resultado? Un streaming para más de medio millón de personas que a pesar de la lejanía, disfrutaron las presentaciones de sus artistas favoritos. Hasta el momento, ninguna producción ha podido superar la magia, destreza y creatividad de ese año.

10_joey_122187

 

DavidGuetta3

 

2013

Nadie quiere quedarse afuera de Tomorrowland. Conseguir una entrada se ha convertido en un estruendoso rito que hará sufrir demás a los asistentes. Con un volcán que posee vida propia y siete escenarios más distribuidos por género, sello discográfico y/o temática, el gigante de la música electrónica da una cátedra de como ser exitoso en base a una temática que engloba cada uno de los aspectos del festival con la misma importancia.

A pesar de ser una zona lluviosa, Tomorrowland no se acongoja por nada y reúne a cerca de 200,000 fanáticos por día. Continúa reinando en el mundo de los festivales y se aproxima más a una meta de vida. La presencia del festival comienza a ver una expansión que tendrá como lugar un nuevo continente. Más de 350 DJs se reúnen para brindar la mejor fiesta sin parar del mundo.

BESTOF_Friday_-04

IMG_0991

 

2014

Cumplir una década no es nada fácil y Tomorrowland lo entiende. En busca de la llave que conlleve a la felicidad, la expansión del festival es necesaria y debe brindar el doble de emoción. Con dos fines de semana de locura, amor, respeto e igualdad, Tomorrowland celebra 10 años en compañía de 360,000 personas que festejan el cumpleaños del festival.

La temática se expande a las entradas y se inicia el desarrollo de temáticas inclusivas e interactivas con el público. La difusión del festival es un tema que ha traspasado barreras culturales y se ha convertido en un tema de conversión. Con 144 horas de música sin parar, Tomorrowland acapara las miradas del EDM y se consagra como un evento que tendrá un futuro brillante. ¡Solamente los más grandes tienen el honor de subir al escenario!

2014_-_we1-10 2014_-_we1-104