Foto cortesía del festival

Cada año, el mundo entero se reúne en un solo lugar para festejar durante tres días Tomorrowland. Con un extenso repertorio de nacionalidades representadas, la tierra del mañana tiene un parecido sorprendente a una reunión de las Naciones Unidas. El festival crea un mundo mágico de colores, donde la paz, el amor, la unidad y el respeto toman protagonismo. Los “habitantes del mañana” hablan el mismo idioma: la amistad. Las miles de banderas dan fe de su orgullo en sus orígenes. Lo que todos tienen en común es el entusiasmo por conocer gente de otras culturas, experimentar un fin de semana inolvidable y forjar amistades duraderas.

Tomorrowland y las Naciones Unidas comparten estos valores y quieren transmitir mensajes positivos a la juventud del mundo.

Hace unas horas, Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas emitió un mensaje a los habitantes del mañana: “Vamos a trabajar como uno en busca de la dignidad para todos”. Este mensaje fue grabado en una tabla de madera y montado como parte de One World, el largo puente de 600 metros en De Schorre, Bélgica diseñado por Arne Quinze.

Con 210,000 mensajes escritos en él, One World el gran puente de madera simboliza el aspecto positivo de los cientos de miles de habitantes de Tomorrowland que año con año se dan cita en De Schorre, Bélgica. Para celebrar la primer década de existencia del festival, en 2014 se lanzaron dos proyectos bajo ese nombre que festejarían la unión y explosividad del festival multicultural.

¿Formaste parte del proyecto? Checa esto: