El Centro Bancomer ubicado en Santa Fe, fue el recinto que el pasado viernes 24 de Mayo, albergó más de 10,000 fans de las tornamesas suecas. A pesar de ser una tarde lluviosa y complicado tránsito por la ciudad, los presentes comenzaron a llegar a partir de las 17:00 horas aún cuando la noche daría comienzo 4 horas después.

El encargado de iniciar la noche fue Rick Roja, DJ mexicano que ambientó durante 60 minutos la velada. Hard Rock Sofa continuó la noche teniendo como momento cumbre su éxito en colaboración con Swanky Tunes: “Here We Go”. La noche se preparaba para recibir al catalogado DJ #34 del Top 100, por lo que Otto Knows no defraudó a los asistentes y tal como lo hizo en Febrero durante One Last Tour, conmocionó al público con “Million Voices”.

970598_491020754300952_1890400947_n

Habían pasado 3 horas desde que el primer DJ subió al escenario y la noche llegaba a su momento cumbre; el escenario se apagó por completo y a través de efectos visuales que proyectaban el nombre de Sebastian Ingrosso, el ex integrante de la mafia sueca tomó el micrófono para decir: “México, mi nombre es Sebastian Ingrosso y estoy muy feliz de verlos por aquí”.

945199_489646247771736_1438483614_n

“Greyhound”, “In My Mind”, “Calling (Lose My Mind)”, “Save The World”, “One”, “Antidote” y “Miami 2 Ibiza” fueron algunos de los tracks que elevaron la noche. Sin embargo, Sebastian Ingrosso no se quedó atrás y tocó “Harder, Better, Faster” de Daft Punk, “If I Lose Myself” de One Republic, “Epic” de Sandro & Quintino, “Center Of The Universe” de Axwell, “Wakanda” de Dimitri Vegas & Like Mike y “Sweet Nothing” de Calvin Harris Ft. Florence Welch.

575448_489646147771746_1119691492_n

Minutos antes de su despedida, Ingrosso pidió a los asistentes tomaran asiento un momento y esperaran la orden para retumbar el coloso de Santa Fe al ritmo de “Don’t You Worry Child”. Para finalizar la noche, Sebastian Ingrosso estrenó en México “Reload (vocal mix)” y culminó la velada agradeciendo al público desde lo más alto del escenario acompañado de innumerables láser, serpentinas y una arena brincando al tope. Sin duda alguna, Sebastian superó las expectativas y se declaró listo para continuar su carrera en solitario.